Libro: Perdone a dios. III Encadenamiento del Espíritu

Para  imprimir este capítulo utilizar el formato PDF:

https://reportedragon.files.wordpress.com/2016/08/encadenamiento-del-espc3adritu.pdf

LA VERSION VIDEO ESTA AQUI

III. Encadenamiento del Espíritu

Uno de los temas centrales de este libro es conocer cómo la única parte eterna y pura que tiene el ser humano llamado “espíritu” ha sido encadenada a su cuerpo, sin su consentimiento y con la finalidad de que el dios creador sea alabado por sus obras y el ser humano se “funda” con su dios. El ser humano moderno desconoce qué es espíritu y con mucha facilidad lo confunde con “alma”, porque ambos no se pueden ver ni tocar, porque están en el reino de lo invisible, de lo etéreo.

Debido a que la experiencia del ser humano en este planeta se ha dado casi y únicamente con la primera capa de su cuerpo (físico-mental-psíquico), desconoce que existen otros elementos o capas en su cuerpo que son etéreos. Definamos lo que es éter. La Real Academia de la Lengua Española dice: Fluido sutil, invisible, imponderable y elástico que se suponía que llenaba todo el espacio y, por su movimiento vibratorio, transmitía la luz, el calor y otras formas de energía”.

En esta definición podemos identificar tres elementos clave en nuestro desarrollo y entendimiento de lo que es el alma y lo que es el espíritu: invisible, vibratorio y energía.

Sabemos que el ojo humano es capaz de ver solamente un rango mínimo del espectro de la luz, lo que significa que sólo puede observar un pedacito diminuto de todo lo que refleja la luz, llamado el espectro visible.[1] Para ponerlo más claro, el ser humano puede ver muy poco de todo lo que existe en su propia dimensión, llamada tercera dimensión o la dimensión de Euclides[2]. Dentro de esta dimensión que tiene largo, ancho y alto existe nuestro mundo visible, pero también existe un mundo invisible, como los rayos ultravioleta o rayos infrarrojos que diariamente llegan a nuestro planeta y que también producen efectos en nuestro cuerpo. Estos rayos cósmicos, parte del espectro de luz, existen, pero lamentablemente el ser humano tiene la pésima costumbre de considerar como real sólo lo que puede ver, tocar o palpar. Por consiguiente existe toda una parte de la creación que el ser humano desconoce simplemente porque sólo experimenta con su primera capa (física-mental-psíquica). Si consideremos que el universo en el que vivimos existen más elementos que no se pueden ver ni tocar, entonces debemos entender que el concepto que tiene el ser humano de lo que es la creación, es muy limitado. Este es el simple argumento inicial que debemos entender para comprender lo que es el mundo etéreo, el lugar donde viven el alma y el espíritu y que no se pueden ver, ni tocar, pero que existen.

La siguiente palabra de la definición se refiere a “vibratorio”, que no es más que la velocidad en que se mueven las células del cuerpo humano o de cualquier masa o materia. El ejemplo perfecto es cuando un ave agita sus alas tan rápido que usted no puede verlas. A mayor movimiento de las alas, mayor vibración y mayor invisibilidad. Esta es la razón por la que el alma y el espíritu no pueden verse porque su campo de vibración es muy alto e imperceptible para el ojo humano. Se entiende también que los colores vibran a distinta frecuencia o velocidad, por eso mismo usted puede admirar la belleza de una rosa porque el color rojo y su composición celular son muy altos en términos vibracionales. Todo es vibración, así lo define el gran libro hermético de El Kybalión al referirse como: “Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra”. Se entiende que cuando existe más vibración el objeto es más puro y tiende hacia la inmortalidad porque vibrará tanto que tenderá a detenerse eternamente.

La última palabra que explicaremos de la definición de éter es “energía” y que es la más simple de explicar ya que en la actualidad es común escuchar a personas hablar de que andan “bajas de energía” o cosas por el estilo. Una definición sencilla de lo que es energía nos la puede dar nuevamente la Real Academia de la Lengua Española: “Eficacia, poder, virtud para obrar”.

Para entender más lo que es energía para efectos de este libro podemos citar a Albert Einstein quien dijo: “la masa y la energía son manifestaciones de una misma cosa”. La masa se define como la “cantidad de materia de un cuerpo”[3]  y se refiere a algo que se puede ver, mientras que la energía está dentro del mundo de lo invisible, pero que existe porque es también la expresión de la masa, según las palabras de Einstein. Esta es la razón por la que el Alma y el Espíritu (energía) y ambos invisibles, pueden alojarse dentro del cuerpo humano (masa), una vez que logran cierta velocidad (vibración) y color. Recordemos que entre más velocidad, más vibración y más tendencia a lo invisible y eterno. Para concluir este tema del éter, vale la pena conocer las ideas que tienen al respecto los gnósticos rosacruces, como el Dr. Arnoldo Krumm-Heller, quien en su obra “Tatwametro o Vibraciones del éter”[4] explica su concepto.  “Todo viene del éter, todo vuelve al éter. Tal es la conclusión de M. Tillieux. Lo ponderable se compone de astros, cuerpos terrestres, moléculas, átomos y electrones. Lo imponderable es el éter: campo eléctrico, naturaleza del éter, sus tensiones, su energía cinética o campo magnético, inercia o inducción electromagnética y oscilaciones. En el mundo material, todo vive en el éter”.

 

Entraremos ahora de lleno a entender cómo se realiza el encadenamiento del espíritu, pero antes explicaremos lo que es el alma, ya que los gnósticos consideramos que el encadenamiento del espíritu se hace directamente al alma del ser humano. Así que para efectos de este capítulo, relacionaremos al alma con el espíritu, aunque son dos cosas completamente distintas; el alma es mortal y fue creada por el dios creador y el espíritu es inmortal y fue dado por el Dios eterno.

 

Diferencias entre Alma y Espíritu

 

Una de las cualidades de los seres vivos es lo que se llama “cuerpo vital” y se refiere a la energía que contiene cada célula del cuerpo necesaria para su desarrollo. El cuerpo vital regula los distintos sistemas (circulatorio, óseo, respiratorio etc.) y es el responsable de que el corazón palpite, que se produzcan las respiraciones, que los procesos de depuración del cuerpo se realicen y todas las actividades biológicas del cuerpo humano. El cuerpo vital muere cuando muere el cuerpo físico; se va desintegrando poco a poco hasta que llega la descomposición completa. Esta energía que contiene nuestro cuerpo vital es dada por el alma quien es la responsable de que el cuerpo funcione correctamente bajo los lineamientos del dios creador. El cuerpo vital es regulado por varios centros energéticos llamados “chakras” y que son los responsables de que el relojito de la máquina humana se mantenga sano y trabajando eficientemente. Es importante entender que estos centros energéticos no son físicos, sino que trabajan invisiblemente, regulados por el cuerpo vital y a su vez por el alma, por lo que tienen también funciones emocionales y psíquicas. The Chopra Center[5], define la palabra chakra como rueda o disco. Brevemente mencionaremos los siete chakras:

  1. Muladhara: Localizado en la base del coxis, en la tercera vértebra, regula las funciones de los riñones y el colon.
  2. Svadhisthana: Localizado arriba del hueso púbico y regula las actividades sexuales.
  3. Manipura: Localizado en la zona del plexo solar y es responsable de nuestro metabolismo.
  4. Anahata: Localizado en el corazón y es responsable de nuestras emociones.
  5. Vishuddha: Localizado en la garganta y se relaciona con la expresión de nuestras ideas.
  6. Ajna: Localizado entre las cejas y es el llamado “tercer ojo” y se relaciona con la intuición.
  7. Sahaswara: Localizado en la parte superior de la cabeza y es responsable para conectar con el dios creador.

 

Mucho se ha escrito últimamente sobre estos chakras y existen gran cantidad de versiones de cómo se pueden mantener estos centros sanos y activos, pero para nuestro estudio, lo relevante es entender que estos centros conectan el cuerpo o sea la parte física (materia) con las emociones y psiquis o sea la parte invisible (energía o éter). Recordemos a Albert Einstein quien dijo que la materia y la energía se relacionen porque son lo mismo, pero a distinta velocidad (teoría de la relatividad). El entender este concepto de chakras es la base para entender que existe el alma, como un dispositivo regulador que controla lo físico, emocional, energético, psíquico, sensorial etc. en el ser humano. En pocas palabras, el alma es nuestro regulador de vida. Recordemos bien lo siguiente: Si nuestra vida es mortal y perecedera, el alma por consiguiente también lo será, ya que fue creada por el dios imperfecto.

Pero, ¿cómo podemos comprobar que existe el alma? Si usted tiene alguna mascota, puede ver que se mueve, respira, reacciona ante sus caricias y hasta puede soñar. Cientos de perros ladran cuando están dormidos. El alma es también el regulador de sus cuerpos y es el responsable para esas experiencias “fuera de sus cuerpos” o llamados viajes astrales, que no son otra cosa más que extensiones etéreas de nuestro cuerpo físico motivado por la mente y por la psiquis.

Las personas se emocionan con sus sueños porque piensan que están recibiendo mensajes del “más allá”, cuando la realidad es que es una experiencia a nivel alma y como consecuencia de su psiquis, generalmente enferma porque no han logrado superar sus defectos,  ni han logrado superar los múltiples “yoes” que tienen dentro y que desean apoderarse de su mente, para luego apoderarse de sus acciones.  Usted puede hacer la prueba. Antes de dormirse lea un texto o piense en su ser amado. Conforme vaya durmiéndose mantenga en la mente ese pensamiento o visión. Luego cuando despierte al día siguiente hágalo despacio para que su alma regrese y se incorpore a su mente y pueda recordar lo que soñó. Debido a que el alma tiene cualidades etéreas, energéticas y está ligado a su mente y psiquis, usted podrá “salir en cuerpo astral” cuando duerme y regresará en la mañana con el cordón de plata que lo sujeta de forma etérea a su cuerpo. También puede salir en astral de forma consciente pero para transmutar su alma, asunto que veremos en los siguientes capítulos.

Quien controla su mente, sus deseos y elimina sus múltiples defectos que se identifican como pecados capitales, logrará entonces controlar su psiquis, y después logrará controlar su alma y entonces dejará de soñar porque estará despierto y consciente aún al dormir. Con una mente en blanco o controlada, no habrá nada que proyectar a su psiquis y por consiguiente, no habrá nada que proyectar a su alma en la forma de sueños. Quienes se sienten orgullosos por soñar o por no soñar, primero deberían sentirse orgullosos por controlar lo que piensan y lo que sienten. Nadie quien desea controlar y transmutar la segunda capa del ser humano (el alma) puede hacerlo si no transmuta primero la primera capa (física-mental-psíquica). Lo pondremos en mayúsculas: LA GRAN TRANSMUTACION ES LA LIBERACION DEL ESPIRITU, PERO SOLO PUEDE LOGRARSE AL TRANSMUTAR PRIMERO EL CUERPO, LA MENTE, LA PSIQUIS Y EL ALMA.

 

Recordemos lo que señala el Corán en relación a la creación del ser humano para ir conociendo lo que es el alma e irlo diferenciando de lo que es el espíritu. Notemos que en los libros sagrados se ha tratado de confundir al lector haciéndolo pensar que el alma es lo mismo que espíritu, para así darle al alma un aspecto de eterno y puro, cuando en verdad no lo es.

El libro del Corán hace mención a los atributos divinos del espíritu al crear a Adán y darle el soplo de vida. Y cuando lo conforme [a Adán], y sople en él de Mi Espíritu, ¡hincaos [vosotros ángeles] ante él prosternados! (15:29). Tal es el Conocedor de lo Oculto y de lo Manifiesto, Poderosísimo, Misericordiosísimo. Quien perfeccionó toda cosa que El creó, y principió la creación del hombre [Adán] de tierra, y luego hizo que su generación sea de una esencia de un líquido vil. Después lo proporcionó [armoniosamente] y sopló en él de su Espíritu [del Espíritu divino, la forma primordial y el verbo Sea], e hizo para vosotros la audición, la visión y el corazón [la visión espiritual]: ¡Poco es lo que agradecéis!”(32:6-9)[6]

 

¿Cuál es la necesidad entonces de confundir intencionalmente el concepto de alma con espíritu?

El concepto que hemos desarrollado en este libro es que el dios creador es imperfecto y por consiguiente toda su creación (incluyendo al ser humano) es imperfecta también. La intención del dios creador es mejorarse con cada “Mahavantara”, destruyendo lo que hizo mal y volviendo a empezar. Con cada nueva creación, necesariamente irá incorporando nuevos elementos para que el ser humano lo siga alabando, obedeciendo y que llegue a fusionarse completamente con él, lo que algunos gnósticos le llaman “aniquilación budista”, pero que para nuestro concepto, no es lo correcto ya que el fusionarse con el dios creador, ocasionará que nunca más podrá desencadenarse el espíritu. Así, el dios creador y sus secuaces en la Tierra desean que los seres humanos no descubran que tienen una partícula divina alojada en su mismo ser y que no fue creada por su dios. Si el ser humano descubre que tiene una partícula eterna dentro de sí mismo, seguramente empezará a hacer preguntas y buscará la manera de encontrarla, lo que no conviene de ninguna manera al sistema de esclavitud impuesto por el dios creador y mantenido por sus secuaces en la Tierra. Se conoce en los textos gnósticos que en tiempos de la Atlántida, los seres humanos se dieron cuenta de este engaño y decepcionados por el dios creador, empezaron a suicidarse en masas para no procrear hijos y así no encadenar sus espíritus. Samael Aun Weor lo identifica como el principio Itoclanos, que fue el momento en que la vida se acortó sensiblemente para que el ser humano no le alcanzara tiempo para transmutarse y pudiera liberar su espíritu. Esta es la razón por la que ahora se viven escasamente 80 ó 90 años, cuando antes se podían vivir dos o tres siglos, tiempo suficiente para lograr la gran transmutación.

La gnosis significa conocimiento, y es precisamente el fruto prohibido que Eva dio a Adán en forma de manzana y con el cual abrió los ojos para entender que su espíritu había sido encadenado a su cuerpo y pudo tener conciencia del mundo en el que vivían. Dice el libro del Génesis al respecto: Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer, mas del fruto del árbol que está en medio del huerto, dijo Dios: No comeréis de él ni lo tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día en que comáis de él serán abiertos vuestros ojos y seréis como dioses, conociendo el bien y el mal. Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos y deseable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella”.[7]

 

Quienes entienden bien la diferencia entre alma y espíritu, también entienden bien la diferencia entre el dios creador y el Dios eterno. Para asimilarlo bien, nuestro entendimiento tiene que ser “omniversal” y “multi-dimensional”[8] para entonces asimilar la gnosis en lo que se refiere al encadenamiento del espíritu y cómo el dios creador la ligó al alma del ser humano, sin su consentimiento.

Entendimos que el alma está presente en todos los seres vivos incluyendo al hombre y es quien regula el cuerpo, la mente y psiquis. Pero no basta que su mascota tenga alma para que entienda sobre lo que es por ejemplo, la cultura, el arte o los deportes. Su mascota no tiene conciencia de lo que le da “sentido a la vida”, porque precisamente carece de espíritu, que es el elemento etéreo y eterno que permite tener conceptos mentales y emocionales de otro nivel. Sólo el ser humano tiene esa capacidad de generar cultura, conocer y desarrollar sus tribus en organizaciones sociales, articular su lenguaje, discernir entre valores sociales o económicos, etc.

 

El espíritu es lo que diferencia al ser humano de las bestias y que ha sido encadenado al alma y al cuerpo sin su consentimiento, utilizando una artimaña que a continuación comentaremos. Pero antes recordemos que el ser humano vive sometido física-mental-psíquicamente y el alma también cumple con esta función de regular todo este sistema de control para que las maquinitas humanas no descubran que están encarceladas en este planeta, y además para que busquen afanosamente la manera de fundirse completamente con su dios creador porque lo consideran bueno, misericordioso y justo.

 

Por consiguiente es importante entender en estos momentos de la lectura, las palabras de Jesús sobre la gran liberación (del Espíritu), precisamente en los momentos del Fin del Kali Yuga.

 

“Habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas; y en la tierra, angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y de las olas,

muriéndose los hombres de terror y de ansiedad por las cosas que vendrán sobre el mundo; porque las fuerzas de los cielos serán sacudidas. Y entonces verán venir al Hijo del hombre en una nube con gran poder y gloria. Cuando empiecen a suceder estas cosas, cobrad ánimo y levantad la cabeza porque se acerca vuestra liberación.” (Lucas 21:25-28).

 

¿Cómo se logró traer el espíritu divino y eterno para encarcelarlo en el cuerpo y alma del ser humano?

Aunque la pregunta de por si es interesante, no es la finalidad de este libro, ya que estamos en tiempos de emergencia por la llegada del planeta Hercólubus, quien será el que realice la purificación planetaria en estos momentos del inicio del Kali Yuga. Como recordamos, nuestro trabajo debe consistir en crear conciencia y despertar para transmutar nuestro cuerpo, mente, psiquis y alma para entonces encontrar la manera de liberar el espíritu. Definitivamente que la clave para liberar el espíritu es EXPERIMENTAR LAS DOS CAPAS ANTERIORES AL ESPIRITU, TRANSMUTARLAS Y CREAR CONCIENCIA HASTA QUE LLEGUE EL MOMENTO DE LOS CATACLISMOS.

 

Para empezar a responder esta pregunta, utilizaremos un texto de la Biblia que narra el momento en que se decidió crear al ser humano.

“Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra. (27) Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”.[9]

 

Si leemos textualmente este pasaje observaremos que se utilizan las palabras “hagamos” y “nuestra”, lo que significa que el dios creador no fue el único ser que creó al ser humano, sino que utilizó la ayuda de otros seres para la labor. Si el dios creador necesitó ayuda, es porque necesariamente no contaba con todos los recursos él mismo, tuvo entonces que negociar con otros seres para hacer equipo y consolidar su obra.

Utilizaremos dos fuentes de información para contestar esta pregunta, la versión de Zecharia Sitchin y la de Nimrod de Rosario.

Zecharia Sitchin y los Annunaki

Para hacer una breve semblanza de la vida de Zecharia Sitchin tomaremos como fuente el sitio de Internet bibliotecapleyades.net.  Zecharia Sitchin nació en Rusia y se crió en Palestina, donde adquirió un profundo conocimiento del moderno y antiguo hebreo, otras lenguas semíticas y europeas, el Antiguo Testamento, y la historia y la arqueología del Cercano Oriente. Es uno de los pocos eruditos que fue capaz de leer y entender la lengua sumeria. Sitchin asistió y se graduó de la Universidad de Londres, con especialización en historia económica. Murió en octubre del 2010. Sus libros han sido ampliamente traducidos, convertidos en Braille para los ciegos, y ofrecidos en la radio y la televisión.  La idea desarrollada por Sitchin y que apoya nuestro trabajo de que el dios creador recibió ayuda de otros seres, se fundamenta en el libro “El libro perdido de Enki”[10] que es la recopilación y traducción de 14 tablillas sumerias. Trataremos de resumir el contenido de este libro en lo que nos preocupa usando como referencia bibliotecaplayades.net y para demostrar que seres extraterrestres (Anunnaki) llegaron al planeta Tierra y fueron los responsables de la creación del ser humano actual.

Los Anunnaki procedentes del Planeta Nibiru aka Hercólubus, aka Planeta X,  llegaron a la Tierra hace unos cientos de miles de años con el objeto de buscar oro que es necesario para el restablecimiento de la atmósfera de su planeta Nibiru. Ahora se sabe que este planeta completa una vuelta a nuestro Sol cada 3 mil 600 años y es el responsable de los cataclismos purificadores explicados en el Capítulo I (Fin del Kali Yuga) de este libro.

Inicialmente ellos mismos eran los responsables de ir a las minas y extraer el oro para luego procesarlo y crear un polvo blanco cuyas propiedades ahora se conocen como el oro mono-nulcear, capaz de mantener el calor energético y eléctrico y de rejuvenecer las células del cuerpo.

El relato continúa diciendo que para tener mejor producción de oro, utilizaron a la incipiente raza de homínidos que habitaban en la Tierra (presumiblemente tenían sólo alma) quienes fueron modificados genéticamente para la realizar la obra minera. Esta modificación genética es la que se refiere a la incorporación del espíritu, con el cual los ahora seres humanos podrían tener conciencia de su trabajo pero también recibieron de sus creadores Anunnaki la serie de defectos humanos indeseables (envidia, la codicia, la ambición, la insatisfacción, la venganza, el odio, etc).

El libro detalla ésta manipulación-creación genética y narra cómo dos hermanos divinos Enki y Enlil debatieron en cómo crear a este nuevo “esclavo” que apoyaría los trabajos de extracción de oro:

“Existen criaturas en el Abzu (zona de Africa), dijo Enki, que caminan erectas, sobre dos piernas, las patas delanteras las utilizan como brazos, de manos están dotados. Viven entre los animales de las estepas. No saben vestirse, comen plantas con la  boca, beben agua de los lagos y de las zanjas. Tienen todo el cuerpo peludo, el pelo de la cabeza es como el de un león; ¡retozan con las gacelas, disfrutan con las criaturas prolíficas en las aguas! ¡Son macho y hembra!, dijo Enki; tienen masculinidad y femineidad, procrean como nosotros, los venidos de Nibiru”.

Continuaba diciendo Enki: “Ningishzidda, mi hijo, ha comprobado su Esencia de Elaboración; es similar a la nuestra, como dos serpientes entrelazadas; nuestra esencia vital se combinará con la de ellos, nuestra señal se pondrá sobre ellos, ¡se creará un Trabajador Primitivo! Comprenderá nuestras órdenes, manejará nuestras herramientas, llevará a  cabo los trabajos duros en las excavaciones; ¡dará alivio a los Anunnaki en el Abzu!

El relato señala que las dos divinidades Anunnaki discutieron sobre la “creación” del nuevo ser humano y sus cualidades a su imagen y semejanza.

“Quieres traer a la existencia a una nueva criatura, no existente previamente; ¡la creación sólo está en manos del Padre de Todo Principio! Así dijo Enlil, oponiéndose; sus palabras eran  severas. Enki le respondió a su hermano: ¡No esclavos, sino ayudantes es mi plan! ¡El ser ya existe!, dijo Ninmah. ¡El plan consiste en darle más capacidad! ¡No se trata de hacer una nueva criatura, sino de hacer más a nuestra imagen una ya existente!, dijo Enki persuasivamente. ¡Con pocos cambios se puede conseguir, sólo se necesita una gota de nuestra esencia!”.

Este relato del libro tiene sustento en las 14 tablillas sumerias, las cuales se mantienen bajo resguardo del Museo Británico, en el Louvre de Paris y en el Museo de Bagdad que fue saqueado en el 2003,  junto con otras miles de piezas de valor incalculable para el entendimiento del origen del ser humano.

Así comenzaron con el proyecto. Se trataba de mezclar una hebra de la esencia del ser ya existente en la Tierra (presumiblemente un Cro-Mañon o Neanderthal) con la otra hebra de ADN del Anunnaki.

Biblioteca Pléyades continúa: “Estos relatos tienen 6 mil años de antigüedad y hablan claramente de un proceso de manipulación genética en el que se planeó el primer bebé probeta de la historia, empleando un óvulo de una madre homínida y fertilizando el óvulo con material genético (medido en proporciones exactas con objeto de conferirle la imagen, pero no todas las capacidades ni ciclo vital), para después insertarlo en una matriz Anunnaki.

“Tal y como se narra en el Libro Perdido de Enki, colocaron un óvulo de la hembra bípeda en un recipiente (probeta) de arcilla (de la Tierra, después de varias pruebas fallidas empleando material de cristal) y se mezcló con “objetos diminutos” con fórmulas que contenían la simiente Anunnaki (en una clara referencia al ADN) y posteriormente, una vez fecundado el óvulo de la hembra bípeda lo colocaron en una matriz Anunnaki, concretamente en la matriz de Ninki, la hermanastra de Enki, tras lo cual hubo concepción y ésta dio a luz un varón sano, sin pelo en el cuerpo, con los sentidos perfectos y capacidad para hablar, al que llamaron Adamu (el Adán del Antiguo Testamento)”. Se presume que el encadenamiento del espíritu al cuerpo humano se hizo de la siguiente manera:

“Pero esta vez, colocaron óvulos de hembras bípedas y los fecundaron con la esencia (material genético) de Adamu, pronunciando una frase de encantamiento enlazando de esa forma la esencia del Cielo y de la Tierra por parentesco sanguíneo. Insertó los óvulos en matrices Anunnaki y las Anunnaki dieron a luz a siete trabajadores primitivos más”, dice el texto de Sitchin.

 

Nimrod de Rosario y el hombre “Pasú”

Uno de los máximos exponentes modernos de la gnosis, es la que desarrolló el argentino Luis Felipe Moyano (1946 – 1996), quien publicó una extensa obra titulada “Fundamentos de la Sabiduría Hiperbórea”[11]  bajo el pseudónimo de Nimrod de Rosario. Moyano describe detalladamente cómo el proceso de encadenamiento del espíritu al cuerpo del ser humano, se inició en un homínido llamado el hombre “Pasú”, quien en su proceso evolutivo se convirtió en el hombre “Virya”  (el ser humano de la actualidad). La tesis de Moyano descansa en que existen super-hombres llamados “Siddhas leales” de la época de la Atlántida quienes trabajan incansablemente para liberar a la raza humana del encadenamiento espiritual. Los “Siddhas traidores” son supuestamente los Anunnaki de Sitchin quienes trabajan con el dios creador (Demiurgo) para realizar el encadenamiento del espíritu y mantienen una red de secuaces quienes vigilan que la población mundial de Viryas se mantenga siempre dormida y sometida a la Matrix.

El encadenamiento del espíritu según Moyano se realizó al cambiar el sentido de la conciencia del espíritu-esfera para que vieran hacia afuera y así no pudieran encontrar el camino de regreso. Los Siddhas leales viven en un lugar llamado Agartha, presumiblemente localizado en el centro de la Tierra cuyas entradas estarían actualmente ocultas por la NASA, pero según la narración de la expedición del Almirante Richard B. Byrd, quien documentara todo su viaje en 1947, la entrada estaría en el Polo Norte.[12]  Los poderes de la raza hiperbórea pueden ser despertados en el Virya actual a través de la sangre y del semen, de la práctica del Maituna y del “Yoga Kaivalya” para recordar cómo se puede encontrar el camino de regreso y que el espíritu pueda volver al mundo eterno y perfecto donde pertenece. Estos temas los desarrollaremos en los capítulos siguientes.

 

Actividades para reflexionar:

 

  1. Intente meditar unos 15 minutos por la mañana y 15 por la noche Siéntese cómodamente en un sillón o sofá, cierre los ojos y concéntrese en lo que venga a su mente. Si no llega nada a su mente, felicidades, porque eso significa que ya ha aquietado su mente. La meditación le permitirá ir conectándose con su alma y espíritu.

 

  1. Vea este video, abriendo su mente y corazón para que la gnosis llegue a su conciencia y su espíritu empiece a recordar que vive atrapado en su cuerpo y alma.

 

https://www.youtube.com/watch?v=SsMW1fKWy5U&index=2&list=FL003p-4CaRPVG_j7S1UKfrw

 

anunnaki

 

Foto: destinoytarot.com

 

 

 

[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Espectro_visible

[2] https://es.wikipedia.org/wiki/Geometr%C3%ADa_euclidiana

[3] http://dle.rae.es/?id=OWEvPFc

[4] https://www.dropbox.com/s/4o6nz9g5g7d8ful/EL%20TATWAMETRO.doc?dl=0

[5] http://www.chopra.com/ccl/what-is-a-chakra

[6] http://www.senderoislam.net/conferencia005.html

[7] https://www.lds.org/scriptures/ot/gen/3?lang=spa

[8] http://exopolitics.blogs.com/exopolitica_argentina/2014/11/alfred-lambremont-webre-el-omniverso-la-ciencia-del-multiverso-dimensiones-ets-almas-reincarnacion-vida-despu%C3%A9s-de-la.html

[9] (Génesis 1:26-27)

[10] https://elnuevodespertar.files.wordpress.com/2013/01/sitchin-zecharia-crc3b3nicas-de-la-tierra-5-el-libro-perdido-de-enki.pdf

[11] https://www.dropbox.com/s/8tmy85y5azesft6/Fundamentos%20de%20la%20Sabiduria%20Hiperborea.pdf?dl=0

[12] http://www.bibliotecapleyades.net/tierra_hueca/esp_tierra_hueca_37.htm

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s